...mujer del año...


Deja que mi boca sea como el viento
que tu vientre sea valle abierto de otoño para recorrerte
que de las copas de mis manos caen por su peso
los cientos de miles acumulados de besos.

El techo cruje y quiere ceder
pues hay casi una tonelada de recuerdos sobre él
las tantas ocasiones que me refugie en tus brazos
las tantas veces que correteé tus pies descalzos.

Sobre la cama anoche hizo verano
sobre tu espalda la primavera y no sería extraño
que si te fueses de estas tierras
sobre mi cuerpo sea siempre invierno, nunca más verano.

Cada vez que sales a trabajar quedo en el aire
pues te llevas contigo las estaciones del año.

Ciul

3 comentarios:

najwa dijo...

Al menos se las lleva todas, que no te deja en un eterno invierno.
Muy bonito Ciul. Besos!

Luis Carlos dijo...

Pues si tienes razon nena, ojala que no me deje en un invierno al final...no me quiero congelar.

pavenecia dijo...

Haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! que pretendes!