...maldito a rey...

Del lecho que compartes,
medio recorren.
Postrados, cada uno en su tiempo,
ninguno se alcanza más allá del roce entre sábanas.
Tan alabado como a un rey,
maldito a vivir en lo alto de un trono pero,
por debajo de una corona
que amenaza caer más abajo
de lo que deserías de tus modales en la cama.
12 horas te pertenecen a tu antojo,
ocultándote de vez en cuando
tras las faldas blancas de alguna sirviente.
Ante las miradas, no eres más que causa de mi sombra,
dandole forma a todo bajo mis pies; aburrido, asqueado de tí mismo
ahogado en tu propia perfección.
Te llevan los almanaques, mas a ella es a quien realmente adoran.
Y tu semblante andante entre la alcoba
que recorriendo la alcoba avanza
hacia un mundo en desesperación.
Ciul

1 comentarios:

belleza negativa dijo...

gran blogger
=)